domingo, 22 de julio de 2007

Denuncia Alarmante: Usan trazos nascas como carretera

Diario El Comercio, Lima Perú 22 de julio de 2007
Tres plantas informales donde se procesa oro se han instalado nada menos que dentro de la zona intangible de Nasca y en Palpa, poniendo en riesgo el legado preínca
Por José Rosales Vargas


"Las líneas y trapecios de Nasca, son nada menos que una historia documental de los hombres de ciencia del Perú prehispánico. En ellos se encuentran registrada una tradición científica en donde los antiguos peruanos desarrollaron un abecedario para anotar los más importantes acontecimientos de aquellos días. Las pampas de Nasca son las páginas de un libro escrito con este extraordinario alfabeto".
María Reiche, mayo 1993.

De esta descripción que formuló la estudiosa alemana María Reiche sobre el conjunto de líneas y geoglifos que se dibujan en Nasca, así como en la falda de los cerros de Palpa, probablemente no estén enterados los propietarios de tres plantas de procesamiento de oro, quienes instalaron sus improvisadas maquinarias en estas zonas intangibles. En el procesamiento del preciado metal trabajan más de cien mineros informales en las zonas altas de ambas provincias.
La planta, que ha sido ubicada en el sector de Llipata, a la altura del kilómetro 411 de la Panamericana Sur, en Palpa, utiliza inclusive algunas líneas y trapecios como vías para el desplazamiento de sus camiones.
Tras un vuelo sobre las pampas de Nasca y las colinas de Palpa, realizado hace unos días con el director regional del Instituto Nacional de Cultura (INC) de Ica, Alfredo González Barahona, y el responsable de la expedición aérea Ojos de Cóndor, Eduardo Herrán Gómez de la Torre, este Diario constató el nuevo perjuicio que se perpetra contra la importante zona arqueológica.

INTENSA ACTIVIDAD
En inmediaciones de estas plantas artesanales de procesamiento se observa relaves acumulados y desechos que caen presumiblemente de los vehículos, cuando trasladan el mineral.
Frente a esta delicada situación que se presenta desde hace varios meses en estas zonas intangibles, declaradas como patrimonio cultural de la Nación, González Barahona aseguró que el INC notificará a los propietarios de estas tres plantas artesanales a fin de que procedan a retirar todas sus instalaciones, así como los relaves arrojados, no descarta una denuncia penal.
El responsable de la expedición Ojos de Cóndor explicó que la planta de procesamiento que funciona en el sector de San José, a la altura del kilómetro 420 de la Panamericana Sur, en el distrito de Ingenio, se instaló precisamente en la zona donde se inicia el área declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad. "Estas instalaciones se ubican además, a escasos metros de un antiguo cementerio Nasca, por lo que se debe proceder a su inmediata erradicación", demandó.
En el caso de la planta piloto Russian Tecnology, que se instaló hace dos años en el sector de Tulín, el coordinador del INC-Nasca, arqueólogo Mario Olaechea Aquije, confirmó que esta maquinaria y el conjunto de quimbaletes (molinos donde se separa el oro tras la aplicación de mercurio), se encuentran sobre un campo barrido (trapecio) y a poca distancia de una figura con forma de ave.
"Estas instalaciones se ubican a la altura del kilómetro 4 de la vía de penetración al distrito de Ingenio y en el mismo límite de la zona declarada como patrimonio. A casi dos kilómetros de donde se instaló esta planta se encuentra la mina de la que extraen el oro que transportan por una trocha carrozable, dejando esparcidos en el trayecto restos de mineral que luego el aire traslada hacia otras zonas donde existen líneas y geoglifos", declaró.

La informalidad es total
Por lo menos dos de las tres plantas de procesamiento de oro no cuentan con los permisos de operación que otorga el Ministerio de Energía y Minas y tampoco con la Declaración de Impacto Ambiental, advirtió Alexandra Chipana Morazzani, responsable del Programa Municipal para la Organización de la Minería Artesanal del distrito El Ingenio.
"En los tres casos se ha detectado que tampoco solicitaron al INC el Certificado de Inexistencia de Restos Arqueológicos. Además no tienen licencias de funcionamiento, certificados de Defensa Civil por lo que los propietarios incurrieron en faltas administrativas", advirtió.
Frente a esta informalidad, Chipana Morazzani señaló que esta comuna creó hace casi un año este programa que pretende formalizar la minera artesanal, así como la informal actividad de procesamiento.
Mientras tanto, el coordinador del INC-Nasca, Mario Olaechea Aquije, dijo que Yesenia Cahuana Meléndez, propietaria de la planta Manuelita, que se ubica en el sector de San José, reconoció que no realizó ningún trámite de autorización.
"Tras esta confesión se solicitó al alcalde distrital de El Ingenio, Marcelo Caipo Flores, toda la información que exista sobre las plantas a fin de denunciarlas penalmente por realizar actividades ilícitas en zonas declaradas como intangibles", aseguró.

LAS CIFRAS
200 toneladas mensuales en promedio procesan las plantas instaladas en las zonas intangibles de Nasca, así como en Palpa.
450 kilómetros cuadrados abarca la zona intangible de Nasca, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1994.
400 personas visitan a diario los geoglifos de Nasca que se constituyen en uno de los atractivos turísticos más importantes del país.
400.000 soles ha destinado el Gobierno con el fin de mejorar la atención turística en Nasca y mejorar la protección de los geoglifos.

1 comentario:

Hugo dijo...

Bueno yo vivo en Tulin , el comentario del arqueologo Mario Olaechea Aquije, me parece decepcionante , porque el ave que el dice esta a unos 10 Km de la planta tulin y esta es moderna es mas creo q fue echa por unos drogadictos tiene la forma de un pollo , y las lineas ya fueron destrozadas hace años por el fenomeno del niño . de lo que si se deveria detener la mineria informal que hace mucho daño